Monólogos en sitios curiosos

Me ha tocado hacer monólogos en los sitios más extraños y originales. Sitios donde nadie pensaría que se pudiera hacer un monólogo. Os describo a continuación algunos ejemplos sobre estos extraños monólogos.
28 dic. 2011
Comentarios
Monólogos en sitios curiosos

Me ha tocado hacer monólogos en los sitios más extraños y originales. Sitios donde nadie pensaría que se pudiera hacer un monólogo.

Os describo a continuación algunos ejemplos sobre estos extraños monólogos.

Monólogo en una despedida en la arena de la playa.

Una vez en un monólogo en una despedida, me tocó hacer el monólogo en la misma playa de la arena de la Patacona de Valencia. Quedé con las dos chicas que me habían contratado en el paseo. Cuando llegué, las llamé por teléfono y enseguida vinieron. Venían descalzas ya que venían de la playa. Eran las 12 de la noche. Venían de un grupito de amigas que estaban haciendo botellón en la playa. Cuando me vieron, me dieron las instrucciones :

Mira somos el grupo de chicas que están ahí sentadas en la playa haciendo botellón. Ahora iremos nosotros, para que veas donde es. Te esperas 5 minutos y luego te acercas y le pides fuego a la novia que es la que va de azul. Y nada, luego empiezas el monólogo.

Yo pensé "madre mía, dónde me he metido". Afortunadamente, al final salió todo muy bien. 

Monólogo en la Feria de Valencia.

En la Feria de Valencia de Urbe y Desarrollo, me presenté allí como un joven emprendedor más. El monólogo era una sorpresa para todos excepto para el directos de la empresa. Vestido con traje y corbata para no desentonar. El director de la empresa Onofre Miguel dio su charla y seguidamente me presento a mí como si fuera a dar otra charla seria sobre la empresa.

Comencé con un texto serio y a los pocos minutos me pasé al monólogo de humor relacionado con la empresa. La gente al principio estaba tan extrañada que ni se reía, pero poco a poco se fueron dando cuenta de que era un monólogo y empezaron a reírse a carcajadas.

 

comments powered by Disqus